La importancia de una baja contracción

Las ventajas físicas del composite ELS

Ningún otro composite en el mercado ofrece la excepcional combinación de baja fuerza de contracción y bajo volumen de contracción como el ELS de Saremco.

Estrés de contracción tras 30 minutos (MPa)

ELS tiene un nivel más bajo de estrés de contracción que cualquier otro material en el mercado.

estrés fuerza contraccion composite dental
Estrés de contracción en los principales composites del mercado
volumen contraccion composite dental els saremco
Volumen de contracción de los principales composites del mercado

El “Factor_C” y su impacto en restauraciones de composite directas

Todos los composites fotopolimerizables cambian en dos aspectos cuando se polimerizan:

  1. Crean una fuerza o estrés de contracción
  2. Su volumen cambia (contraen)

La fuerza de contracción y la contracción volumétrica generados pueden llevar  a pérdidas de la adhesión de la dentina, sensibilidad post-operatoria y en los peores casos fractura del diente. El material ideal minimizará estos dos factores para prevenir posibles problemas.

factor-c en rehabilitaciones dentales con composite
El Factor-C es la ratio entre la parte unida al diente y la parte sin unión en una cavidad

La magnitud de los desafíos que enfrentamos en materia de restauraciones con composite se ve afectada porla configuracfción de la cavidad, o lo que se denomina “Factor-C”. El Factor-C se define como una ratio. Es la ratio entre la parte unida  al diente y la parte sin unión en una cavidad. Esta ratio se vuelve mayor en restauraciones tipo “caja” (Clase I), donde hay conco paredes unidas y solamente una superficie libre. La relación es menor cuando no hay paredes que rodean, y solo hay una superficie unida. Los valores reales del Factor-C son, en valor en aumento, 0.2, 0.5, 1.0, 2.0, y 5.0. Cuanto mayor sea la proporción de Factor-C mayor es el potencial impacto negativo debido a la contracción volumétrica y al estrés de contracción.

La inmensa mayoría de los dentistas se han enfrentado a la paradoja de completar un gran relleno de clase II (con bajo Factor-C) esperando sensibilidad y luego no tenerla, y completar un relleno Clase I (mayor Factor-C) u sorprenderse de que su paciente tenga sensibilidad. De hecho no deberían sorprenderse, ya que es en los rellenos de clase I y clase III (alto Factor C) donde los impactos negativos de la contracción del composite son mayores.

Comportamiento y adhesión del composite

Una buena adhesión a la dentina es una de las claves para asegurar la viabilidad a largo plazo de una restauración directa con composite. Cuando pensamos en adhesión a la dentina ayuda pensar en el Velcro, como una buena analogía. La dentina se comporta como la zona suave del velcro (fibras) y el adhesivo dental hace las veces de la zona más rasposa (ganchos). El adhesivo dental se adhiere a la dentina, no hay una unión química.

La adhesión a la dentina superficial es más predecible, ya que hay una mayor área de superficie de la dentina disponible para que se adhiera el material. En la dentina más profunda los túbulos son más grandes, loq ue reduce el área de superficie disponible, reduciendo de ese modo las fortalezas de la unión (bonding).

Por lo tanto es en las preparaciones de cavidades profundas donde se sienten más los efectos de la contracción volumétrica y el estrés de contracción. La fuerza generada durante la polimerización del compuesto tiene el potencial de debilitar la adherencia del adhesivo/composite a la dentina, que puede conducir sensibilidad post-operatoria y fallos en la adhesión

(1) Boaro, L., Goncalves, F., Guimaraes, T., Ferracane, J., Pfeifer, C., and Braga, R. Sorption, solubility, shrinkage and mechanical properties of “low shrinkage” commercial resin composites. Dental Materials 29: 398-404, 2013.

(2) Pitel, M. Low-Shrink Compiste Resins: A Review of Their History, Strategies for Managing Shrinkage, and Clinical Significance. Compendium 34(8): 578- 588, September 2013.

A %d blogueros les gusta esto: